Eurasia

Hispanatolia utiliza cookies propias y de terceros para funcionar correctamente y recopilar estadísticas sobre el tráfico de usuarios, así como para mostrarte contenidos y publicidad personalizados mediante el análisis de tu navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso en esta web. Puedes obtener más información y aprender a gestionarlas en nuestra Política de Cookies.

X

Publicidad

Sociedad

2 años y medio de cárcel para el repartidor que escupió en una pizza

Eskisehir repartidor escupiendo pizza

11-02-2020 - 18:30 CET | Hispanatolia

El repartidor, que fue grabado por las cámaras de seguridad de un edificio y llegó a hacer un selfie de su "hazaña", fue despedido tras el incidente pero sigue negando los hechos.

Un tribunal de la ciudad turca de Eskişehir ha sentenciado finalmente a dos años y medio de cárcel a un repartidor de pizza de 22 años de edad que fue grabado por las cámaras de un edificio escupiendo en la pizza de un cliente.

El incidente tuvo lugar en diciembre de 2017, cuando el acusado, identificado como Burak S., fue captado por las cámaras de seguridad abriendo la caja de la pizza que se disponía a repartir y escupiendo en ella antes de entregársela al cliente, de nombre Hüseyin Alyüz. El repartidor, que llegó incluso a grabar los hechos con el móvil y a hacerse varios selfies para retratar su "hazaña", fue despedido luego por la empresa.

La fiscalía había solicitado una inusualmente larga condena de 18 años de cárcel para Burak, quien siempre negó los hechos afirmando que se había limitado a "soplar" sobre la pizza, y contra el que pesaban cargos como daños a la propiedad o la acusación de poner en peligro la salud. Por ahora sin embargo el acusado, que insiste en declararse inocente, no tendrá que cumplir la pena a la espera del resultado de la apelación presentada por su defensa.

El restaurante despidió al repartidor y tuvo que pagar una compensación

Al parecer los hechos protagonizados por Burak se habrían producido como "venganza" después de que el cliente hubiese discutido por teléfono con otro empleado del restaurante por su pedido de pizza. Inicialmente el acusado negó los hechos pero al descubrir que había sido grabado por las cámaras, insistió en que simplemente había "soplado" sobre la pizza.

Otro tribunal ya había ordenado al restaurante, que despidió al acusado, pagar al cliente una compensación de 4.000 liras turcas -unos 610 euros- por el incidente. En declaraciones a la prensa tras conocerse esta última sentencia, Alyüz calificó sin embargo la condena de "insuficiente".

"Esto no es algo que sólo me haya ocurrido a mí. He oído de otras personas que han sufrido de este tipo de abusos", dijo el cliente, quien recordó que tras salir a la luz la grabación, las compañías de reparto de pizza llegaron incluso a desarrollar nuevos métodos -como cajas con cierres más herméticos- ante las sospechas de otros clientes de que podrían estar sufriendo el mismo problema.

"En la actualidad estamos hablando del coronavirus. Puedes resultar infectado por el escupitajo de alguien", insistió Alyüz, quien asegura que desde que vio las imágenes del repartidor escupiendo en su comida no ha vuelto a comer pizza.

Más sobre: CORONAVIRUS

Opina:

  • AVISO
    No se admiten comentarios xenófobos, ofensivos, calumniantes, o que inciten a la violencia. El usuario debe respetar las leyes y las normas de uso de la web.
  • Imagen de seguridad Cargar otra diferente

* Campos obligatorios

0 Comentarios

No existen comentarios a esta entrada ...¡Sé el primero/a en participar!

Conforme con W3C: XHTML 1.0 y CSS 2.1

Diseño web: Redplanet