Eurasia

Hispanatolia utiliza cookies propias y de terceros para funcionar correctamente y recopilar estadísticas sobre el tráfico de usuarios, así como para mostrarte contenidos y publicidad personalizados mediante el análisis de tu navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso en esta web. Puedes obtener más información y aprender a gestionarlas en nuestra Política de Cookies.

X

Publicidad

Política

Mueren 13 policías en un atentado del PKK en el este de Turquía

Pkk atentado policias

08-09-2015 - 15:30 CET | Hispanatolia

El presidente turco Recep Tayyip Erdoğan afirmó el martes que la única alternativa que le queda al PKK tras los últimos atentados “es deponer sus armas”.

Al menos 13 policías turcos murieron el martes en la provincia oriental de Iğdır, en la frontera entre Turquía y Armenia, y otros dos resultaron heridos, después de que una bomba activada por control remoto por miembros del grupo terrorista PKK (Partido de los Trabajadores del Kurdistán) explotara al paso de un autobús en el que viajaban las víctimas.

Los agentes escoltaban a un grupo de agentes de aduanas que trabajaban en el paso fronterizo de Dilucu entre Turquía y la República Autónoma de Najicheván, un enclave perteneciente a Azerbaiyán. Los terroristas activaron la bomba, compuesta de una tonelada de explosivos, mientras el autobús pasaba por las proximidades de la aldea de Hasanhan, en la carretera en ruta hacia la frontera con Azerbaiyán.

12 policías murieron en el acto en el acto mientras que el menos otro más fallecía posteriormente tras ser trasladado al hospital. Se da la circunstancia añadida de que uno de los fallecidos, Fehmi Şahin, había servido durante varios años como escolta del ex Presidente de la República Abdullah Gül.

Un policía asesinado mientras viajaba con su hija

En otro atentado perpetrado por el PKK el mismo día, en este caso en la provincia oriental de Tunceli, un policía de paisano que viajaba acompañado de su hija moría después de que militantes de la organización terrorista abrieran fuego contra su coche.

El incidente tenía lugar en torno a las 10:00 de la mañana cuando Kadri Özkara, de 55 años de edad, observó a un grupo de miembros del PKK bloqueando la carretera entre Tunceli y Erzincan. Özkara intentó escapar con su coche pero los terroristas abrieron fuego para intentar detenerlo, provocando su muerte y dejando a su hija herida. Posteriormente los militantes armados del PKK prendieron fuego al coche y se dieron a la fuga.

‘’La única solución para el PKK es entregar sus armas’’

A la luz de la última escalada de violencia por parte del PKK, que ha causado la muerte desde el pasado mes de julio cerca de 90 miembros de las fuerzas de seguridad y más de una veintena de civiles, el presidente turco Recep Tayyip Erdoğan recalcó el martes que la única alternativa para el PKK si quiere entablar cualquier discusión o negociación es la entrega de las armas.

“Llegados a este punto, la única solución para el PKK es deponer sus armas. Ninguna otra cosa se puede discutir”, dijo Erdoğan dos días después de que 16 soldados murieran en otro atentado con bomba similar en la provincia de Hakkari.

Opina:

  • AVISO
    No se admiten comentarios xenófobos, ofensivos, calumniantes, o que inciten a la violencia. El usuario debe respetar las leyes y las normas de uso de la web.
  • Imagen de seguridad Cargar otra diferente

* Campos obligatorios

0 Comentarios

No existen comentarios a esta entrada ...¡Sé el primero/a en participar!

Conforme con W3C: XHTML 1.0 y CSS 2.1

Diseño web: Redplanet