Eurasia

Hispanatolia utiliza cookies propias y de terceros para funcionar correctamente y recopilar estadísticas sobre el tráfico de usuarios, así como para mostrarte contenidos y publicidad personalizados mediante el análisis de tu navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso en esta web. Puedes obtener más información y aprender a gestionarlas en nuestra Política de Cookies.

X

Publicidad

Eurasia

Hallan el cuerpo de un desaparecido hace 40 años gracias a un árbol

Naturaleza arbol pradera

01-10-2018 - 17:30 CET | Hispanatolia

Esta es la curiosa historia de Ahmet Hergüner, muerto hace 40 años en el norte de Chipre y cuyo cuerpo ha sido encontrado gracias a un árbol que creció de una semilla en su estómago.

El cuerpo de un hombre que había desaparecido 40 años atrás en el norte de la isla de Chipre ha sido hallado gracias, curiosamente, a una higuera que creció a partir de una semilla contenida en su estómago en el momento de su muerte.

Ahmet Hergüner murió en 1974 durante las persecuciones étnicas contra los turcochipriotas por parte de la mayoría grecochipriota de la isla, pero su paradero era una incógnita y su familia nunca pudo recuperar sus restos para darle sepultura. Hasta ahora.

Fue un investigador quien, tras advertir que un árbol estaba creciendo en un lugar inusual, descubrió unos restos humanos y advirtió a las autoridades de la República Turca del Norte de Chipre (KKTC, por sus siglas en turco).

El hombre al parecer se sintió extrañado al observar que había una higuera que surgía de un hueco a través de una cueva; fue tras excavar un poco alrededor del árbol para intentar descubrir cómo había crecido el árbol en ese lugar tan insólito, cuando advirtió la presencia de los restos.

Los equipos forenses que se desplazaron hasta la zona descubrieron en realidad no uno, sino un total de tres cuerpos; tras una investigación oficial, se llegó a la conclusión de que Ahmet Hergüner había muerto junto con otras dos personas cuando hace 40 años les explotó una carga de dinamita.

Al parecer, y según las investigaciones, la explosión abrió una oquedad en el techo de una cueva sobre la que se encontraban –y a cuyo interior cayeron- que permitió entrar a la luz del sol.

Se da la circunstancia de que Hergüner portaba en el momento de su fallecimiento en su estómago una semilla de un higo que había comido poco antes de su muerte, y que a medida que su cuerpo se fue descomponiendo y gracias a la luz del sol que entraba por la abertura, fue desarrollándose y creciendo hasta convertirse en un árbol.

Münür Hergüner, hermana del fallecido y que ahora cuenta con 87 años de edad, explicó a los medios que su hermano se unió a la resistencia para hacer frente a los grupos armados de grecochipriotas que perseguían y atacaban las poblaciones de la minoría turcochipriota.

“Los restos del higo en el estómago de mi hermano crecieron hasta ser un árbol a medida que el sol se filtró en la cuerva a través del agujero hecho por la explosión. Encontraron a mi hermano gracias a esa higuera”, contó la mujer.

Opina:

  • AVISO
    No se admiten comentarios xenófobos, ofensivos, calumniantes, o que inciten a la violencia. El usuario debe respetar las leyes y las normas de uso de la web.
  • Imagen de seguridad Cargar otra diferente

* Campos obligatorios

0 Comentarios

No existen comentarios a esta entrada ...¡Sé el primero/a en participar!

Conforme con W3C: XHTML 1.0 y CSS 2.1

Diseño web: Redplanet