Eurasia

Hispanatolia utiliza cookies propias y de terceros para funcionar correctamente y recopilar estadísticas sobre el tráfico de usuarios, así como para mostrarte contenidos y publicidad personalizados mediante el análisis de tu navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso en esta web. Puedes obtener más información y aprender a gestionarlas en nuestra Política de Cookies.

X

Publicidad

Eurasia

Cruce de declaraciones entre Turquía y China por los derechos de la minoría uigur

China xinjiang uigures

01-07-2015 - 15:30 CET | Hispanatolia

Pekín pidió el miércoles explicaciones a Ankara después de que el martes Turquía a su vez mostrara su “profunda preocupación” por las restricciones impuestas a la minoría musulmana uigur para la práctica de su religión.

El gobierno chino expresó el miércoles su “preocupación” por el comunicado difundido el día antes por el Ministerio de Asuntos Exteriores de Turquía, en el que a su vez Ankara mostró su “profunda preocupación” por las informaciones de que Pekín estaría prohibiendo a la minoría musulmana uigur del país practicar el Ramadán.

En una comparecencia de prensa, la portavoz de exteriores china Hua Chunying señaló que Pekín había pedido a Turquía una aclaración respecto del comunicado del martes, al tiempo que aseguró que “todos los grupos étnicos en China tienen derecho a la libertad de creencia religiosa bajo la constitución china”. Hua no obstante destacó que China concede una “gran importancia” a sus relaciones con Turquía, añadiendo que su gobierno confiaba en desarrollar unas relaciones bilaterales basadas en “el respeto mutuo de las preocupaciones del otro y en nuestros intereses comunes”.

En el comunicado dado a conocer el martes por el ministerio de exteriores turco, éste indicaba que había informado al embajador chino en Ankara sobre las preocupaciones de Turquía por la situación de los derechos religiosos de la minoría étnica uigur en la región autónoma de Xinjiang; así mismo el ministro de exteriores Mevlüt Çavuşoğlu afirmó ante la prensa que Turquía estaba siguiendo muy de cerca esta cuestión.

“Ellos (los uigures) son muy importantes para nosotros, siempre que tenemos ocasión declaramos nuestros vínculos con ellos. Les hemos hecho saber también a las autoridades chinas que resulta muy natural para nosotros reaccionar contra una violación de los derechos humanos donde quiera que ocurra”, dijo Çavuşoğlu ante varias noticias aparecidas en la prensa, que han llevado a muchos ciudadanos turcos a expresar su indignación a través de las redes sociales. Para el fin de semana hay convocadas además varias protestas en Estambul en defensa de la minoría uigur.

De acuerdo a las informaciones aparecidas en distintos medios, el gobierno chino habría prohibido a miembros del partido comunista, funcionarios públicos, profesores y estudiantes de la provincia de Xinjiang –habitada mayoritariamente por uigures- practicar el ayuno durante el Ramadán, una medida que ya se produjo en 2014. Las autoridades locales habrían ordenado igualmente a los restaurantes mantenerse abiertos durante todo el día a lo largo del Ramadán.

Además de acuerdo al testimonio de algunos uigures en la región, a los funcionarios se les ha prohibido asistir a las cenas de ruptura del ayuno (iftar) bajo amenaza de perder su empleo. Otras medidas contra la población musulmana de la provincia incluirían la prohibición de usar barba larga, controles a la entrada y salida de las mezquitas, restricciones a las actividades educativas religiosas, o más recientemente la prohibición de usar el burka en lugares públicos.

El Congreso Mundial Uigur (WUC), que agrupa a la oposición uigur en el exilio, acusó por estas y otras prácticas al gobierno chino de hacer una “guerra no declarada contra los musulmanes y el Islam”, al tiempo que denunció el silencio de la comunidad internacional ante estas violaciones de los derechos humanos que ya se repitieron el año pasado. “El año pasado ocurrió lo mismo... Durante el primer día del Ramadán, unos 3.000 uigures fueron masacrados cuando salieron a las calles para protestar contra la prohibición”, declaró esta semana Seyit Tümtürk, vice presidente de la organización.

Muchos turcos así como los propios uigures se refieren a la provincia autónoma china de Xinjiang como Turquestán Oriental, y la consideran parte de Asia Central y no de China. Esta región fronteriza del noroeste de China alberga un creciente movimiento independentista que lucha contra el control de Pekín sobre la minoría uigur, una etnia que profesa la religión musulmana y que está emparentada étnica, cultural y lingüísticamente con los turcos.

Los uigures acusan a las autoridades chinas de imponer restricciones sobre su cultura, idioma y religión, pero el gobierno chino afirma que respeta los derechos de esta etnia y acusa por contra a grupos separatistas de practicar el "terrorismo" y de tratar de desestabilizar la región. El WUC, que representa a los uigures exiliados por la represión en China, es acusado también por Pekín de apoyar actividades terroristas.

Opina:

  • AVISO
    No se admiten comentarios xenófobos, ofensivos, calumniantes, o que inciten a la violencia. El usuario debe respetar las leyes y las normas de uso de la web.
  • Imagen de seguridad Cargar otra diferente

* Campos obligatorios

0 Comentarios

No existen comentarios a esta entrada ...¡Sé el primero/a en participar!

Conforme con W3C: XHTML 1.0 y CSS 2.1

Diseño web: Redplanet