Eurasia

Hispanatolia utiliza cookies propias y de terceros para funcionar correctamente y recopilar estadísticas sobre el tráfico de usuarios, así como para mostrarte contenidos y publicidad personalizados mediante el análisis de tu navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso en esta web. Puedes obtener más información y aprender a gestionarlas en nuestra Política de Cookies.

X

Publicidad

Política

Yıldırım sobre la reinstauración de la pena capital: ‘’Hay muertes peores que la muerte’’

Binali yildirim(3)

18-08-2016 - 16:00 CET | Hispanatolia

El primer ministro turco se refirió esta semana al debate público sobre una posible reintroducción de la pena de muerte para los golpistas, después de que otros destacados miembros de su partido se hayan pronunciado en contra.

Hay “muertes peores que la muerte” para los responsables del fallido golpe de Estado del pasado 15 de julio en Turquía, según recalcó esta semana el primer ministro turco Binali Yıldırım refiriéndose al controvertido debate público sobre la posible reinstauración de la pena de muerte para los golpistas.

La pena de muerte es una muerte que se produce una única vez, pero hay muertes peores que la muerte para los golpistas. Ese es un dictamen objetivo y justo”, dijo Yıldırım durante la reunión habitual de los martes con diputados de su partido AKP en la sede del parlamento turco en Ankara.

“(Fethullah) Gülen vendrá (a Turquía) y pagará el precio. Sin embargo, no actuaremos bajo el sentimiento de la venganza”, insistió el premier turco refiriéndose al clérigo islámico líder de la secta religiosa conocida como Hizmet (Servicio), al que gobierno y oposición responsabilizan de infiltrarse durante décadas en las instituciones del Estado y de estar detrás del golpe del 15 de julio.

El discurso de Yıldırım fue no obstante interrumpido en varias ocasiones por cánticos de los diputados pidiendo la pena capital, abolida definitivamente en Turquía en 2002 para tiempos de paz y en 2004 para cualquier circunstancia, si bien no se aplicaba en el país desde 1984, en las postrimerías del golpe de Estado de 1980.

Refiriéndose a la noche del golpe, el primer ministro turco elogió una vez más la actitud de los ciudadanos y su valor para enfrentarse a los golpistas, al tiempo que volvió a criticar la posición adoptada por muchos países occidentales: “El 15 de julio demostró una vez más al mundo cómo el pueblo y el gobierno que han elegido se mantuvieron juntos. Nuestros amigos (en Occidente) se sorprendieron a la mañana siguiente (al golpe), porque no lo esperaban. Sus asesores les habían dicho ‘Esto se ha acabado, Tayyip Erdoğan se va’ “.

“Comenzaron a hacer una lista de dónde se habían equivocado los golpistas, en lugar de condenar el golpe de Estado… Elaboraron una lista de 10 reglas de oro para que un golpe tenga éxito. Incluso aunque tengas 100 reglas de oro, tienes al pueblo en contra tuya”, subrayó Yıldırım, quien también aprovechó para elogiar la actitud de los medios en Turquía por haber resistido a la intentona golpista incluso “poniendo en riesgo su vida”. También dio las gracias a los diputados de todos los partidos por no abandonar la Asamblea Nacional Turca mientras los cazas en poder de los golpistas lanzaban bombas sobre ella.

La semana pasada otro veterano y destacado miembro del gobernante Partido de la Justicia y el Desarrollo (AKP), el actual diputado por Karabük y antiguo ministro de Justicia Mehmet Ali Şahin, se refirió también al debate mostrando su oposición a la reintroducción de la pena capital en Turquía en términos muy parecidos a los usados esta semana por Yıldırım.

“Si ejecutas a una persona, morirá una vez; pero si le das una gran sentencia (de prisión), morirá cada día”, dijo Şahin dirigiéndose a varios residentes de su provincia natal durante una de las numerosas “vigilias por la democracia”, convocadas por el gobierno tras el golpe en plazas públicas de todo el país.

Şahin, abogado de profesión y quien fuera también presidente del parlamento turco, hizo hincapié en que la cuestión debía abordarse con sensatez y recordó que la pena de muerte es irreversible una vez aplicada. “Si las leyes turcas permitieran la pena de muerte, muchos comandantes (del ejército) habrían sido ejecutados”, dijo el diputado del AKP refiriéndose a los procesos judiciales bautizados como Balyoz y Ergenekon abiertos contra altos mandos de las Fuerzas Armadas Turcas, que ahora se cree que fueron fabricados e instigados por miembros de la secta de Gülen infiltrados en la judicatura con el fin de sustituirlos por sus propios afiliados.

Varios responsables de la UE ya han advertido a Ankara que una reinstauración de la pena de muerte en Turquía supondría el fin de las negociaciones para su entrada en la Unión Europea, en cualquier caso estancadas desde hace años. Esta misma semana el presidente turco volvió a reiterar que se trataba de un debate abierto por los propios ciudadanos y que la decisión final está en manos únicamente del parlamento. “Si hubiera actos de terrorismo en cualquier país europeo, se debatiría también la pena capital y sería anunciado en ellos un estado de emergencia”, dijo Erdoğan. 

Opina:

  • AVISO
    No se admiten comentarios xenófobos, ofensivos, calumniantes, o que inciten a la violencia. El usuario debe respetar las leyes y las normas de uso de la web.
  • Imagen de seguridad Cargar otra diferente

* Campos obligatorios

0 Comentarios

No existen comentarios a esta entrada ...¡Sé el primero/a en participar!

Conforme con W3C: XHTML 1.0 y CSS 2.1

Diseño web: Redplanet