Eurasia

Hispanatolia utiliza cookies propias y de terceros para funcionar correctamente y recopilar estadísticas sobre el tráfico de usuarios, así como para mostrarte contenidos y publicidad personalizados mediante el análisis de tu navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso en esta web. Puedes obtener más información y aprender a gestionarlas en nuestra Política de Cookies.

X

Publicidad

Opinión

Ariel Gonzalez Levaggi

Ariel Gonzalez Levaggi

Horizontes comunes

Turquía y el bloque MIKTA, los nuevos emergentes medianos

09-06-2014 - 12:00 CET

Artículos relacionados:

Volver

El 13 y 14 de Abril de 2014 se reunieron en el histórico Castillo de Chapultepec (México DF), los miembros de una nueva e interesante alianza de naciones, el bloque MIKTA. Los cancilleres de México (José Antonio Meade), Indonesia (Marty Natalegawa), Corea del Sur (Yun Byung-se), Turquía (Ahmet Davutoglu) y Australia (Julie Bishop) llevaron a cabo la segunda reunión del nuevo bloque con el objeto de institucionalizar el esfuerzo diplomático concertada inicialmente en la Cumbre de Líderes del G-20 en Los Cabos, México y finalmente anunciada el 25 de Septiembre de 2013 durante una reunión mantenida en la Asamblea General de Naciones Unidas.

A simple vista estos cinco países no parecen tener muchas similitudes. Sin embargo, las naciones MIKTA comparten una serie de elementos que podríamos interpretar como comunes a los llamados “emergentes medianos”. Los MIKTA son miembros del G-20, su perfil internacional es proclive a la solución pacífica de los conflictos regionales, tienen estructuras políticas democráticas, altos índices de población con fuertes mercados internos y economías nacionales que sufrieron un gran crecimiento durante la última década, posicionándolas en la segunda decena en importancia a nivel global según datos del Banco Mundial). No son grandes potencias sino países con tamaño mediano con una acotada proyección regional pero que emergieron exitosamente detrás de los países desarrollados y los grandes emergentes, el grupo BRICS. El bloque MIKTA se presenta como el segundo bloque de países emergentes luego del BRICS. Si tomamos en cuenta los países del G20, solamente Argentina y Arabia Saudita se encuentran fuera de los tres grupos del G20 (Desarrollados, BRICS y MIKTA).

MIKTA es el reflejo de un nuevo tipo de diplomacia denominada por Thomas Renard como multi-multilateralista en la cual los estados se convierten en miembros de una variedad de instituciones que se superponen, creando un nuevo mosaico de interacciones multilaterales que aumenta la densidad de las relaciones internacionales mientras que instituciones formales como Naciones Unidas o la OTAN conviven con grupos informales como la Cumbre BRICS, el Foro IBSA y el mismo G20. En una primera instancia, MIKTA no intenta proyectarse como un bloque económico o comercial sino como un espacio informal de diálogo a nivel de Ministros de Relaciones Exteriores. Eso también refleja la importancia que le dan los países. Si las reuniones del G8, G20 o los BRICS suelen asistir los Jefes de Estado, por el momento MIKTA es un foro de segundo orden de importancia.

La agenda MIKTA refleja la intención de sus miembros de proyectarse globalmente como los nuevos emergentes medianos. Entre los principales temas se encuentran el rol del G20 en la gobernanza global, reforma de las Naciones Unidas, ciber-seguridad, cambio climático y asuntos de seguridad internacional y regional como la crisis en Ucrania, la Guerra Civil en Siria y los problemas de la Península Coreana.

¿Por qué eligió Turquía formar parte? En primera instancia, MIKTA ofrece un foro que coincide con la doctrina de profundidad estratégica desarrollada por el canciller turco Ahmet Davutoğlu la cual propone al país lejos de su posición como un país periférico vinculada a los intereses de las potencias tradicionales y transforma al país euroasiático en un país central que actúa como nexo entre los espacios regionales de Oriente Próximo, Asia Central, Balcanes y Cáucaso Sur. En este contexto, Turquía busca ejercer una influencia positiva y constructiva en cada una de las regiones en la cual actúa como potencia regional.

En segundo lugar, Turquía ha encontrado su lugar en el G20 con una serie de países contrapartes con una identidad similar en términos de coordinación de posiciones y consensos a nivel global. Para la cancillería turca, MIKTA no es organización de cooperación regional y ni una alternativa a cualquier otra organización de la cual forma parte pero colabora con el esfuerzo de tener un espacio común alternativo tanto a los países occidentales como a los BRICS. Según el Comunicado Oficial de la Cumbre de Chapultepec, Turquía vislumbra al MIKTA como un foro para encontrar soluciones a los principales retos de hoy en el ámbito internacional y, en este sentido, a la paz, la estabilidad y la prosperidad.

Por último, el foro ayuda a potenciar las relaciones bilaterales con cada uno de los países que forman parte. Durante la Cumbre de Chapultepec, el canciller turco tuvo reuniones con sus pares de los demás miembros del MIKTA. En el caso específico de México, Meade y Davutoğlu conversaron sobre las formas de impulsar las relaciones bilaterales en el marco de la conmemoración del 150º aniversario de los primeros contactos diplomáticos entre México y el Imperio Otomano, la posible creación de una Comisión Binacional en 2015 con la inclusión de un apartado especial para el dialogo multilateral, evaluar el tema de las negociaciones del Tratado de Libre Comercio entre México y Turquía y las gestiones para concretar un vuelo directo entre Estambul y la ciudad de México. Esta reunión bilateral permitió continuar con la agenda impulsada por la visita de Presidente Enrique Peña Nieto a Turquía en diciembre de 2013.

MIKTA es la concreción real de una asociación de estados dentro del G20 que representan a los países medianos, tanto en tamaño económica, policía y demográfica. Turquía se ha ganado el carnet de ingreso al club de las potencias regionales medianas. A pesar de los problemas políticos y económicos que ha sufrido durante el último año - con las protestas de Gazi y la pelea entre el Gobierno y el movimiento Hizmet – la diplomacia turca puede exhibir esta membresía como un gran triunfo que además fortalece la candidatura de la República para el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas en el período 2015-2016.


Ariel Gonzalez Levaggi 
Secretario de la Cátedra de Estudios Turcos, Departamento de Eurasia (IRI/UNLP) 

Volver

Más sobre: México

Opina:

  • AVISO
    No se admiten comentarios xenófobos, ofensivos, calumniantes, o que inciten a la violencia. El usuario debe respetar las leyes y las normas de uso de la web.
  • Imagen de seguridad Cargar otra diferente

* Campos obligatorios

0 Comentarios

No existen comentarios a esta entrada ...¡Sé el primero/a en participar!

Conforme con W3C: XHTML 1.0 y CSS 2.1

Diseño web: Redplanet