Hispanatolia utiliza cookies propias y de terceros para funcionar correctamente y recopilar estadísticas sobre el tráfico de usuarios, así como para mostrarte contenidos y publicidad personalizados mediante el análisis de tu navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso en esta web. Puedes obtener más información y aprender a gestionarlas en nuestra Política de Cookies.

X

Publicidad

Política

Erdoğan vence en las elecciones presidenciales de Turquía

25-06-2018 - 00:00 CET | Hispanatolia

El actual presidente turco recibió más del 52% de los votos en las elecciones del domingo, y no necesitará acudir a una segunda vuelta. Su principal rival, el candidato opositor Muharrem İnce, tuvo que conformarse con el 30% de los votos.

Los resultados de las elecciones presidenciales y legislativas celebradas el domingo 24 de junio en Turquía arrojan una victoria clara para el actual presidente turco Recep Tayyip Erdoğan, que gracias al respaldo de más de 26,3 millones de votantes no necesitará acudir a una segunda vuelta para renovar su mandato como Presidente de la República Turca.

"Confío en que nadie intente sembrar dudas sobre el resultado de las elecciones para maquillar su fracaso", dijo Erdoğan tras conocer su victoria dirigiéndose a la oposición. "El mensaje es claro: Turquía ha dado una lección de democracia con una participación que se acerca al 90%. Es hora de dejar atrás las tensiones de la campaña. Es hora de centrarnos en nuestro futuro", añadió el reelegido presidente turco.

Con el 100% de las papeletas contadas, Erdoğan habría obtenido el 52,59% de los votos, superando así el umbral del 50% necesario para no necesitar acudir a una segunda ronda en las presidenciales. Muharrem İnce, el candidato del principal partido de la oposición (el CHP), ocuparía el 2º lugar con el 30,64% de los sufragios (más de 15,3 millones de votos), mientras que la líder del recién constituido İYİ Parti, Meral Akşener, se habría quedado con el 7,29% de los sufragios (3,64 millones de votos), muy por debajo de sus propias expectativas.

También habría perdido apoyos el candidato del Partido Democrático de los Pueblos (HDP), Selahattin Demirtaş, ya que el antiguo copresidente de la formación nacionalista kurda y de izquierdas habría obtenido únicamente el 8,4% de los votos (4,2 millones de papeletas), lejos del 10% que logró en las elecciones presidenciales de agosto de 2014, si bien supera en apoyos a Akşener.

Los otros dos contendientes en las presidenciales, Temel Karamollaoğlu del Saadet Partisi (Partido de la Felicidad) y Doğu Perinçek del Vatan Partisi (Partido de la Patria), habrían recibido tan sólo el 0,89% y el 0,2% del total de votos en las elecciones, respectivamente.

De acuerdo al recuento electoral, el candidato del CHP habría sido el más votado en las provincias de la Tracia turca (Edirne, Kırklareli y Tekirdağ) y la costa oeste del Egeo (Çanakkale, İzmir, Aydın y Muğla), así como en la provincia oriental de Tunceli; Demirtaş habría sido el principal candidato en las provincias del sureste (Diyarbakır, Mardin, Batman, Siirt, Şırnak, Hakkari, Van, Ağrı, Muş e Iğdır), mientras que Erdoğan fue el más votado en el resto de las 81 provincias de Turquía, incluyendo Estambul y Ankara.

En lo que se refiere a las elecciones legislativas para elegir a los 600 diputados de la nueva Asamblea Nacional Turca surgida tras las reformas constitucionales de abril de 2017, la llamada Alianza del Pueblo –formada por el partido conservador y gobernante AKP y el nacionalista MHP- habría recibido en total el 53,66% de los votos, con un 42,56% de los votos para el AKP y un 11,1% para el MHP. De nuevo el AKP aparece como la formación más votada en la mayoría de las provincias, con excepción de las de la Tracia turca, la costa del Egeo, el sureste de Turquía, y algunos distritos del sur de Ankara, pero cae 7 puntos en porcentaje de votos respecto a las últimas elecciones de noviembre de 2015.

La opositora Alianza Nacional habría conseguido por su parte el 33,94% de los sufragios, correspondiendo un 22,64% al CHP (que superó el 25% de votos en 2015), un 9,96% al İYİ Parti, y un 1,34% al Partido de la Felicidad. El HDP, que concurría en solitario a estas elecciones –en las que por primera vez la ley autorizaba a los partidos a formar alianzas electorales- habría logrado el 11,7% de los votos (en 2015 recibió un 10,76%), logrando finalmente superar el umbral del 10% de los votos nacionales pese a que el recuento inicial le situaba por debajo y, por tanto, dejaba al partido prokurdo sin representación parlamentaria.

En total el AKP habría recibido 21.335.579 votos que le otorgarían 295 escaños en el nuevo parlamento turco; el 2º lugar lo ocuparía el CHP, que con 11.348.899 votos totales tendría derecho a 146 diputados en la Asamblea Nacional Turca, mientras que el HDP vuelve a repetir como la tercera fuerza más votada con 5.866.309 sufragios, que le permiten contar con 67 diputados. El MHP con 5.564.517 votos y el İYİ Parti con 4.990.710 estarán representados por 49 y 43 parlamentarios, respectivamente. El resto de partidos suman el 0,7% de los votos nacionales totales, y no obtienen representación parlamentaria.

Incidentes menores durante la votación

Un total de 59.354.840 ciudadanos turcos depositaron su papeleta de voto desde las 8:00 hasta las 17:00 horas en los 180.556 centros de votación repartidos por todo el país para estos comicios, en los que además por primera vez y tras las reformas en la Constitución, la papeleta de voto para las elecciones a la Presidencia de la República y a la Asamblea Nacional se depositaban conjuntamente en un mismo sobre. La participación en ambas consultas ha marcado récords, acercándose al 88,2% en las presidenciales y superando el 86,2% en el caso de las parlamentarias.

Según informó el ministro de Justicia a los medios, la votación transcurrió de forma pacífica y sin incidentes graves en todo el país, si bien los medios turcos informaron de incidentes menores en algunas localidades.

Uno de los más graves ocurrió en la localidad fronteriza de Suruç, en la provincia oriental de Şanlıurfa, donde la Junta Suprema Electoral (YSK) anunció que investigaría las denuncias sobre intento de amaño de votos e irregularidades, que habrían incluido presiones y ataques a los observadores de otros partidos por parte de simpatizantes del HDP.

Fue precisamente en Suruç donde 4 personas murieron el pasado 14 de junio cuando una delegación del AKP que visitaba a comerciantes de la localidad fue atacada por simpatizantes del PKK y el HDP, en el suceso más grave ocurrido durante la campaña electoral.

Las autoridades turcas anunciaron también el inicio de un procedimiento judicial contra 10 ciudadanos extranjeros que intentaron “interferir en el proceso electoral haciéndose pasar por observadores” de la OSCE.

Los sospechosos serían 3 ciudadanos franceses que fueron detenidos en la provincia de Ağrı, otros 3 alemanes en la provincia de Şırnak, 3 italianos en la provincia de Diyarbakır, y otro ciudadano italiano en la provincia de Batman, todas ellas en el sureste del país. Más de 450 observadores internacionales de la OSCE y unos 600 periodistas extranjeros han sido acreditados por las autoridades turcas para seguir el proceso electoral en Turquía.

También seis miembros de un grupo de seguidores del partido opositor CHP fueron arrestados acusados de haber proferido insultos contra el presidente turco Erdoğan. Por último, la policía turca detuvo el sábado en Ankara a 11 personas acusadas de pertenencia al grupo terrorista PKK, que al parecer planeaban llevar a cabo “acciones provocativas” durante la jornada electoral.

Opina:

  • Condiciones de uso:
    No se admiten comentarios xenófobos, ofensivos, calumniantes, o que inciten a la violencia. El usuario debe respetar las leyes y las Condiciones de Uso
  • Imagen de seguridad Cargar otra diferente

* Campos obligatorios

0 Comentarios

No existen comentarios a esta entrada ...¡Sé el primero/a en participar!

Conforme con W3C: XHTML 1.0 y CSS 2.1

Diseño web: Runrún Comunicación