Eurasia

Hispanatolia utiliza cookies propias y de terceros para funcionar correctamente y recopilar estadísticas sobre el tráfico de usuarios, así como para mostrarte contenidos y publicidad personalizados mediante el análisis de tu navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso en esta web. Puedes obtener más información y aprender a gestionarlas en nuestra Política de Cookies.

X

Publicidad

Política

Nuevas pruebas confirman que Riad aprobó el asesinato de Khashoggi

Arabia saudi consulado estambul

24-10-2018 - 15:00 CET | Hispanatolia

Arabia Saudí autorizó a la policía turca a inspeccionar un pozo en el jardín del consulado, mientras nuevas pruebas corroboran que el asesinato de Khashoggi fue aprobado en Riad.

Las autoridades saudíes permitieron finalmente el miércoles a la policía turca examinar un pozo en el jardín del consulado saudí en Estambul como parte de la investigación sobre la muerte del periodista y disidente saudí Jamal Khashoggi, después de inicialmente haberse negado.

El hecho de que el gobierno saudí haya cedido al examen del lugar confirma la creciente presión que la monarquía de Riad afronta tanto en Turquía como a nivel internacional para esclarecer la muerte del columnista del Washington Post, que desapareció tras entrar el 2 de octubre en el consulado del país árabe.

La noticia coincide con la aparición de nuevas imágenes captadas por las cámaras de seguridad en las que la policía turca afirma que se observa a un coche marca BMW con matrícula diplomática perteneciente al consulado saudí realizando el 1 de octubre una visita de “reconocimiento” al Bosque de Belgrado, situado a las afueras de Estambul, y donde los investigadores creen que podría haberse ocultado el cuerpo de Khashoggi, que sigue sin aparecer.

Al mismo tiempo la policía turca ha descubierto ropas dentro de dos maletas sospechosas halladas en el maletero de un coche oficial del consulado saudí que apareció abandonado hace unos días en un parking del distrito estambulita de Sultangazi. El vehículo, un Mercedes de color negro con matrícula diplomática, parece similar a un coche que fue grabado saliendo del consulado pocas horas después de que Khashoggi entrara en el edificio

En declaraciones al diario turco Hürriyet, un empleado del parking confirmó que el coche –con matrícula 34 CC 1736- fue conducido el 7 de octubre hasta el parking en cuestión por uno de los agregados del consulado, identificado únicamente como Muhammed. “Lo conocemos porque ha usado nuestro parking muchas veces; sin embargo normalmente es su conductor turco quien lleva su coche, pero el 7 de octubre era el propio agregado el que lo conducía”, contó el empleado.

Según se ha podido saber a raíz del hallazgo del vehículo en el parking, mientras el mundo entero se preguntaba aún por el paradero de Khashoggi tras la denuncia de su desaparición, el agregado saudí regresó el 18 de octubre al parking con un BMW de matrícula 34 CC 2665 y lo aparcó delante del Mercedes que había dejado allí el 7 de octubre.

Una vez allí y según el testimonio del empleado, el agregado consular descargó del BMW tres maletas –dos de ellas grandes- y, tras pedir ayuda a un empleado del parking, las cargó en el Mercedes que estaba allí aparcado. Se da la circunstancia de que el empleado llegó a preguntarle en broma al agregado “¿El cuerpo de Khashoggi no estará dentro de las maletas, verdad?”, a lo que el agregado respondió “No” también riéndose.

Mientras estaba cargando las maletas en el maletero del Mercedes, el empleado contó que vio caer al suelo una máscara. “El agregado la cogió y la tiró a una papelera antes de abandonar el parking en el BMW... Fue muy sospechoso. Cogí la máscara y se la mostré a un médico, me dijo que la usaban quienes trabajan con productos químicos peligrosos. Me asusté tanto que rápidamente la aparté”, aseguró.

Riad admite nuevas evidencias de que fue un asesinato premeditado

A medida que se van conociendo nuevas pruebas sobre las circunstancias que rodearon la desaparición y muerte de Khashoggi, el gobierno de Arabia Saudí no ha podido aguantar la presión internacional y poco a poco va admitiendo algunas evidencias, pese a que inicialmente negó cualquier implicación o que el periodista hubiese siquiera permanecido en el consulado.

Según fuentes del gobierno saudí que hablaron a agencias bajo anonimato, Riad estaría dispuesta a admitir ahora que Khashoggi fue atacado dentro del consulado saudí y que se preparó un doble para encubrir su desaparición, después de que la policía turca revelara este último dato a través del examen de las cámaras de seguridad.

Las autoridades saudíes también admiten ahora haber enviado un equipo a Estambul en el que efectivamente se incluiría una persona cuya labor era vestirse con las ropas del periodista desaparecido y hacerse pasar por él; también reconocen que en el grupo de 15 personas que viajó a Estambul el día que desapareció Khashoggi había un experto forense, lo que apuntaría a las primeras informaciones que hablaban de que el cuerpo del periodista saudí fue descuartizado –e incluso disuelto en parte con ácido- dentro del consulado.

Pese a todo Arabia Saudí sigue manteniendo su última versión de que la muerte de Khashoggi fue un “accidente” en el que los agentes enviados a Estambul excedieron su autoridad, todo ello con el objetivo de descargar de responsabilidad al todopoderoso príncipe heredero Mohammed bin Salman, a pesar de que poco antes de la llegada de Khashoggi al consulado uno de sus principales asesores fue visto en el consulado.

Muchos analistas consideran de hecho que el complicado plan con el que se preparó la muerte y desaparición de Khashoggi no podría haberse llevado a cabo sin el conocimiento expreso del príncipe, que controla los principales escalafones de poder en la monarquía saudí con la bendición de su padre, el Rey Salman.

Erdoğan: la muerte de Khashoggi fue planificada

El martes el presidente turco Recep Tayyip Erdoğan afirmó en un discurso en Ankara que la muerte del periodista de 59 años fue un asesinato “planificado” durante varios días por las autoridades saudíes, a las que exigió respuestas a varias preguntas pendientes sobre lo que calificó como un crimen “salvaje”. Erdoğan también expresó su deseo de que los responsables sean juzgados en Turquía.

Por su parte el presidente iraní Hassan Rouhani aseguró el miércoles que Arabia Saudí no se habría atrevido a asesinar a Khashoggi sin contar con el amparo de Estados Unidos. “No creo que un país se hubiese atrevido a cometer un crimen así sin la protección de EE.UU.”, dijo Rouhani.

Precisamente el presidente estadounidense Donald Trump declaró el martes que el gobierno saudí había llevado a cabo “el peor encubrimiento nunca visto” en relación con el asesinato de Khashoggi. Trump se encuentra sometido a un dilema, dado que afronta presiones para imponer sanciones a Arabia Saudí por el crimen pero al mismo tiempo es reacio por considerar a Riad un aliado clave en Oriente Medio y un contrapeso a la influencia de Irán en la región.

Opina:

  • AVISO
    No se admiten comentarios xenófobos, ofensivos, calumniantes, o que inciten a la violencia. El usuario debe respetar las leyes y las normas de uso de la web.
  • Imagen de seguridad Cargar otra diferente

* Campos obligatorios

0 Comentarios

No existen comentarios a esta entrada ...¡Sé el primero/a en participar!

Conforme con W3C: XHTML 1.0 y CSS 2.1

Diseño web: Redplanet